Financiar un proyecto es cada vez más fácil

Buena noticia para las start-up: cada vez es más fácil encontrar dinero para su proyecto.

Quien haya sufrido el calvario de buscar dinero, habrá comprobado en sus propias carnes lo difícil que resulta encontrar inversores, ya sean fondos de capital riesgo o de particulares.

Respecto a los fondos de capital riesgo, el problema no es encontrarlos: el reto es que tu proyecto resulte atractivo entre los cientos o miles que reciben constantemente. Y si se interesan, entonces impondrán sus condiciones con ventajas para ellos no siempre fácilmente asumibles para los promotores. Y es que ya lo decía Quevedo: “poderoso caballero es Don Dinero”.

Respecto a los particulares el problema es dónde encontrarlos. Y ahí es donde las plataformas de crowdfunding han encontrado el filón: han resuelto el problema de acceder a pequeños inversores que buscan rentabilizar sus ahorros.

Sin duda alguna, los bajos tipos de interés y el recelo hacia la banca por el papel desempeñado durante la crisis constituyen poderosos vientos a favor. Pero mi convicción es que es un fenómeno que ha venido a quedarse. ¿Porqué?

Un síntoma claro: los mismos fondos de capital riesgo están utilizando estas plataformas (incluso ellos mismos son accionistas) como “prueba del algodón” del proyecto presentado. Su razonamiento es sencillo: “si tu proyecto ha tenido amplia aceptación, además de haber obtenido dinero para impulsarlo en su parte más arriesgada (al inicio), algo tiene para haber llamado la atención: lo analizamos.”

Pero para llamar la atención en plataformas de crowdfunding hay que tener un plan de empresa impecable. Y es ahí donde el/la técnico en Promoción Económica vuelve a jugar un papel crítico para ayudar a las personas que tienen una idea a plantear su proyecto.

El reto es que, además de saber ayudar a hacer el Plan de Empresa, tienen que saber comunicarlo atractivamente en estas plataformas: ¿están preparados/as para ello?

Francesc Trias

Escribe un comentario