Diseño y asistencia técnica a la gestión del proyecto de regeneración urbana, económica y social de la zona norte de alcalá la real.

Cliente para el que se realizó

AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ LA REAL (JAÉN)

Descripción del Proyecto

La Zona Norte de Alcalá la Real constituye el núcleo histórico de esta bella ciudad jiennense.

Por diferentes circunstancias, el paso de los años supuso un progresivo deterioro en sus infraestructuras urbanas, así como un cierto despoblamiento en favor de otros barrios de la Ciudad.

El trabajo de DALEPH se inició en 2007 con un estudio de diagnóstico que puso de relieve los principales problemas, fortalezas y oportunidades que presentaba. Este primer diagnóstico dio origen a un Plan Estratégico en el que se establecieron las líneas maestras para el futuro resurgir de la Zona Norte.

Se trataba de un ambicioso plan, integrado por más de veinte actuaciones concretas en los ámbitos de la regeneración urbana, la promoción económica, la dotación de nuevos espacios públicos para la convivencia ciudadana y la participación social.

Este plan fue presentado a diferentes convocatorias públicas de ayudas FEDER (Proyectos Integres de Desarrollo Local y Urbano), obteniendo una financiación de más de 12 millones de euros, complementaria a la propia financiación municipal.

Una vez obtenida la financiación, DALEPH prestó asistencia técnica a la oficina del Plan durante los siete años que ha supuesto su ejecución.

Principales resultados obtenidos

La Zona Norte ha resurgido en estos años.

Tomando como eje el turismo, basado en el importante patrimonio que posee, y el comercio, el Plan ha permitido la puesta en valor de importantes infraestructuras y activos, hasta entonces abandonados.

Como actuaciones más destacadas cabría destacar la reurbanización integral del Barrio de Las Cruces y del Barrio de La Mota, a través de la mejora de más de quince calles; la construcción de un Zoco de Artesanos (en el antiguo Convento de la Trinidad), un Centro de Interpretación de la Naturaleza, un Centro Social Polivalente, unas instalaciones deportivas, un parque periurbano y el Mirador de San Marcos.

Además de esas actuaciones infraestructurales se han puesto en marcha diferentes iniciativas en los ámbitos sociales, de promoción económica y medioambiental.

Siete años más tarde, la Zona Norte ha recobrado la actividad pretendida y ha sido redescubierto por los propios alcalaínos, lo que se ha traducido en el incremento de un 8 % de su población residente y en la apertura de una treintena de nuevos establecimientos comerciales y hosteleros.