EL DÍA DESPUÉS

La semana pasada se puso en marcha una fabulosa iniciativa, EL DÍA DESPUÉS (http://diadespues.org), impulsada inicialmente por el Instituto de Salud Global de Barcelona, Iberdrola, la Red Española para el Desarrollo Sostenible y el Instituto de Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid. El DÍA DESPUÉS es una plataforma constituida por empresas, entidades, sector público y sociedad civil en general que, a partir del diálogo, persigue aportar propuestas para una vez que se supere la fase de emergencia.

Una de las primeras actividades de esta iniciativa fue un diálogo en el que participaron Cristina Monge (ECODES), Rafael Vilasanjuan (IS Global), Fernando Valladares (CSIC) y José Moisés Martín (Red2Red) (https://www.youtube.com/watch?v=LXj8NnXdgWw), del que me gustaría señalar algunas ideas fuerza que me parecen especialmente relevantes:

  • Es imprescindible reflexionar sobre la normalidad a la que queremos volver, necesitamos definir una nueva normalidad. (Fernando Valladares)
  • Estábamos avisados, pero no hemos sido conscientes del riesgo que corríamos. La población no se moviliza ante emergencias al “ralentí”. Lo mismo ocurre con el cambio climático. Hasta que no sucede la gran crisis no reaccionamos. (Rafa Vilasanjuan)
  • El virus ha viajado en avión trasladado por aviones. (Rafa Vilasanjuan)
  • Tenemos una economía muy poco resiliente, sabe desarrollarse en momentos de bonanza, pero se hunde estrepitosamente en momentos de crisis. (J. Moisés Martín)
  • La pérdida de biodiversidad aumenta el riesgo de epidemias. La biodiversidad ofrece un efecto “amortiguación” y “dilución” frente al riesgo de la zoonosis. (Fernando Valladares)
  • El concepto de seguridad se redefinirá. La salud comunitaria pasará a tener un peso fundamental, pero también la sostenibilidad del ecosistema, la seguridad de la cadena alimentaria y la capacidad de respuesta y flexibilidad de las estructuras industriales, sin olvidar la relevancia de las redes de protección colectiva y comunitaria. Como individuos somos muy vulnerables, una nueva dimensión de lo colectivo es fundamental. (Cristina Monge)
  • Deberemos repensar la relación entre ciudad y territorio. Hay una excesiva vulnerabilidad de la ciudad y una infravaloración de lo que aporta el resto del territorio. (J. Moisés Martín)
  • Los ODS contemplan todos los elementos clave que deben servir para crear un futuro diferente. (Fernando Valladares)

Como veis, esta iniciativa ha empezado con aportaciones de valor. Os animo a conocerla y, si lo creéis oportuno, a participar en ella; muchas empresas se están sumando.

Los incentivos para inclinarnos hacia una normalidad vulnerable cuando todo esto empiece a remitir son muy fuertes, pero no deja de ser menos cierto que le estamos viendo las orejas al lobo y que quizás este sea un ensayo, durísimo pero útil, para afrontar retos quizás mayores.

 

Gregori Cascante     

Escribe un comentario