El pasado mes de diciembre Fernando Collantes y Vicente Pinilla publicaron un artículo muy interesante sobre despoblación rural (https://nadaesgratis.es/admin/cuatro-cosas-que-no-se-cuentan-sobre-la-despoblacion-rural) en el que exponen cuatro ideas que se alejan de los argumentos que habitualmente suenan en el debate público:

  • La despoblación rural no es un todo armónico en el que se reproducen siempre los mismos patrones. De hecho, algunos espacios rurales han venido ganando población, aunque la crisis económica ha frenado e invertido este proceso debido a la pérdida de inmigrantes extranjeros.
  • Es un error afrontar la solución a los problemas de las economías locales apoyando al sector agrario, cuando la mayoría de experiencias exitosas muestran como la clave para frenar la despoblación está en la diversificación económica.
  • En materia de despoblación, las políticas no explican las grandes tendencias, sino que lo hacen las fuerzas de mercado. En este sentido, cito literalmente, “la mayor parte de esas experiencias de renacimiento rural (en Escocia, en Francia, en Escandinavia) surgen de fuerzas de mercado, ya sea en el mercado laboral, en el mercado residencial o en ambos”.
  • Desde el punto de vista político, el problema no ha sido tanto la ausencia de políticas como el diseño e implementación de estas. En concreto, una de las políticas que citan como oportunidad perdida es la incorporación de LEADER a la Política Agraria Común.

Como cierre a esta breve síntesis del interesante artículo, me gustaría también citar el interesante documental “Por qué te vas”, de Miguel Loren, que habla de los últimos 80 años de la historia de Caspe hasta la actualidad y en el que a través de más de 70 testimonios se refleja muy bien la dinámica poblacional que han experimentado multitud de municipios rurales en España: por un lado jóvenes que emigran en busca de nuevas oportunidades y por otro emigrantes de otros países o de territorios menos desarrollados que encuentran estas oportunidades en Caspe.

 

Jaume Amill

Escribe un comentario