Uno de los recuerdos más entrañables de mi paso por la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Barcelona allá por los años 80, son las clases de Historia Económica de España impartidas por el doctor Jordi Nadal. En una de ellas, hablando de los cambios demográficos operados en nuestro país, ponía de manifiesto el movimiento incesante de población del centro hacia la costa. En un momento determinado de la clase exclamó:

  • ”¡Castilla: se quedará sin gente; no quedará nadie en Castilla!”

Pese a lo exagerada de la manifestación del eminente demógrafo, algunas zonas de España experimentan desde hace años, una pérdida continuada de población realmente preocupante, que ha llevado a describir algunas zonas de España como la Laponia española, con densidades de población inferiores a 5 habitantes por Km2.

Las últimas elecciones generales en España han visualizado de forma clara el problema con la obtención de un escaño al Congreso de los Diputados de la plataforma ciudadana “Teruel Existe”.

Sin duda, la situación es una gran paradoja. En un mundo en el que las tecnologías de la información nos permiten estar permanentemente conectados, nos acercan a todo tipo de contenidos y facilitan el trabajo a distancia, preferimos vivir agolpados en ciudades con índices de polución extraordinarios y precios de la vivienda desorbitados.

Afortunadamente, parece que la agenda política de los próximos años incorpora la lucha contra la despoblación como uno de sus principales retos, aunque no parecen existir muchas recetas mágicas sobre el tipo de actuaciones a llevar a cabo. Probablemente las soluciones sean una combinación de muchos elementos y habrá que estar dispuestos a experimentar y aprender lecciones. En este sentido, es posible que muchas de las alternativas se encuentren en los propios territorios en proceso de despoblación y que buena parte de la actuación pública deba encaminarse a facilitar que todas las iniciativas que surjan de los mismos encuentren los canales adecuados para poder desarrollarse. A modo de ejemplo, me gustaría cerrar este post con una noticia esperanzadora: https://www.lacomarca.net/valderrobres-halo-esperanza-contra-despoblacion-medio-rural/

 

Jaume Amill

Escribe un comentario