El pasado martes asistí a la segunda sesión del Ciclo de reflexión sobre Big Data y Servicios Sociales, organizado por la Fundación iSocial en colaboración con la Fundación TIC Salud Social, la UOC y «la Caixa», y con ponencias de Meritxell Benedí (Generalitat de Cataluña), Josep Maria Picas (consultor en TIC en el entorno sanitario), José Antonio Ondiviela (Microsoft) y Tomas Lehtinen (Ayuntamiento Espoo, Finlandia). En la sesión se habló de las posibilidades de mejora de los Servicios Sociales gracias al Big Data.

Dos reflexiones a partir de las intervenciones y el debate posterior:

  1. El Big Data y la IA permitirán avances importantes a la hora de dimensionar y situar en el mapa las necesidades sociales a las que el sistema debe dar respuesta. Ahora bien, haciendo un paralelismo con la aportación de la IA en el ámbito de la salud, hay que clarificar en qué ámbitos las TIC pueden hacer una contribución relevante en la transformación del modelo de atención y de servicio; en qué otros ámbitos serán «simplemente» un mecanismo para desburocratizar el sistema; y en qué, finalmente, pueden ayudar a mejorar el modelo de servicio actual, pero sin transformarlo radicalmente. De lo contrario, corremos el riesgo de poner, sin quererlo, la tecnología en el centro, y olvidarnos de que las tecnologías están al servicio de los procesos, y los procesos, al servicio de las personas.
  2. Es evidente que el Big Data y la IA abren grandes oportunidades para elaborar modelos predictivos y avanzar en la prevención de situaciones de riesgo o cronificación. Ahora bien, el enfoque preventivo y proactivo en los servicios sociales ya era posible sin Big Data, y en cambio es poco presente: la concepción del servicio, la organización de los equipos (véase el modelo Buurtzorg los Países Bajos) y el trabajo comunitario son palancas que, al margen el Big Data, permitirían una orientación más preventiva que la actual. Por tanto, ¿los servicios sociales trabajan poco desde la prevención por falta de datos y capacidad de análisis, o los motivos de fondo son otros?

Emma Rué

Escribe un comentario